sábado, septiembre 10, 2011

HUAROS LA PONE (1° PARTE): EL FESTIVO ACOCHACA Y EL APACIBLE HUACOS

Huaros

Sin duda, uno de los destinos mas hermosos y uno de los viajes (o excursiones) más divertidos que he realizado ha sido gracias al feriado del 29 y 30 (29 para sector público), lo que se prestó como una excusa precisa para viajar y que mejor destino que HUAROS, una de las provincias de Lima, aledaña a Canta y que cuenta con cuatro distritos (o pueblos) muy recomendables: Acochaca, Huacos, Huaros y Cullhuay. Es un viaje de lo más interesante, ahora, otro tema,  ¿porqué insisto con viaje y no excursión? , pues por la paradoja de pasar en unas cuantas horas de la Costa o Chala (0-500 msnm) a la Yunga (500 - 2300 msnm) y finalmente a la región Quechua (2300 - 3500 msnm). Sorprendente, ¿no?

Camino desde Obrajillo hacia Acochaca

En definitiva Lima tiene mas que Mall's, cines, KFC, Mc Donalds, entre otros establecimientos y es bueno saberlo. La idea de ir más allá de Canta y/o Obrajillo es que los fines de semana (y los feriados largos ni decir) gran parte de Lima se muda ahí y lleva consigo su bulla, desorden, agitación, entre otras calamidades propias de nuestra amada y estresante Lima. Aún así llegados a Canta faltaba mucho por recorrer: más de 13 km. y dos días de muuucho trajín (y una grata-no esperada sorpresa).

 
Hermosos paisajes camino a Acochaca

Para llegar a los poblados de Acochaca y Huacos es necesario llegar a Obrajillo, ya que de este poblado parte la carretera que conduce a dichos pueblos. Al llegar a  Obrajillo una horda de jaladores (al estilo de los que ofrecen servicio técnico en Wilson) ofrecen alquiler de caballos a "módicos precios". Para llegar a Acochaca es necesario recorrer 6 - 7 km. de carretera lo que es divertido pero cansador, asi que aprovechando la oferta decidimos subir a caballo. El tiempo de camino fue de 30 - 40 min. a caballo o (calculo)  1:30 - 2:00 hrs a pie.

ACOCHACAS LA FESTIVA

Distrito de Acochacas


Banda en Acochacas con motivo de la fiesta patronal

Acochacas es un pequeño pueblo con casas de madera y unas pocas de material noble, lo que en mi opinión le quita un poco el aspecto de "pueblo", pero así y todo es calmado, tranquilo y apacible ... hasta que llega el 29 de Agosto!!! Sí, el día que llegamos nos dimos la sorpresa de que justo llegábamos para disfrutar de su fiesta patronal. ¿Que implicaba? comida gratis, orquestas, procesiones, tono por la noche y castillos de fuegos artificiales ... ¿que más podíamos pedir? naaaah! Además de la fiesta ¿qué tiene de especial este pueblo? Su hermosa campiña, el mirador, el pueblo en sí, una caída de agua cercana (en el camino a Huacos) entre otras cosas más. Para hospedarse hay diversas opciones, pero nosotros elegimos un hospedaje ubicado en un gran edificio de color blanco, en el que un cuarto (con dos camas) nos costó S/.70.00. Según el dueño es el precio normal, lo que a mi humilde parecer es bastante.

Iglesia en Santa Rosa de Acochacas

Lo básico en el pueblo es visitar el mirador que se encuentra a escasos metros de pueblo (desde el que se domina TOOODO el panorama), el puente colonial y una caída de agua que está aproximadamente a 1.30 hrs del pueblo. En definitiva vale la pena visitarlo. La fiesta patronal implicaba diversos actos, pero sin duda lo que nos afectó con mayor intensidad fue lo de la comida gratis (pensión completa) ya que nos dieron almuerzo, cena y desayuno, incluso repartieron almuerzo al segundo día. Llegamos a Acochaca aproximadamente a las 12m y luego de encontrar alojamiento nos informaron que el desayuno se había terminado, pero que un par de horas podríamos almorar, claro que una persona del lugar nos llevó (para pasar piola). Antes del almuerzo (y como había tiempo) visitamos el mirador y luego del almuerzo la caída de agua (a la que llegamos a  eso de las 6:00 pm.).

Vista desde el Mirador en Acochacas

Puente colonial en Huacos 

Comilona gratuita en Acochaca

Regresamos justo a tiempo para la cena y después de un pequeño descanso nos apersonamos eufóricamente a la fiesta, en la que nos quedamos hasta la 1:00 am., hora en que quemaron los castillos e inmediatamente nos fuimos a descansar, conocedores de la jornada que nos faltaba realizar al siguiente día.

Castillo en Acochaca
HUACOS EL APACIBLE


Camino a Huacos

A las 8:00 am. nos despertamos y previa pelea con las sábanas (que no nos querían dejar partir) decidimos reemprender el camino, esta vez a Huacos. Antes (eso sí) bajamos al pueblo por el desayuno  respectivo, de manera que recargados de energías y fuerzas nos alistamos para realizar la última (y la más fuerte) caminata del día. La subida se realizó sin contratiempos, con paisajes maravillos, bajo un increíble cielo azul y también un inclemente sol que no perdona.

Camino, camino, camino!!!

Pollinooo

Caída de Agua

Las subidas (y también las bajadas) son más fáciles de hacer si se utilizan bastones. Claro que lo ideal es usar bastones especializados para trekking, pero si no se dispone de tales herramientas se puede usar una rama que sea lo suficientemente fuerte, como por ejemplo eucalipto (que además de fuerte es bastante ligero) que usualmente crece cerca de las riberas. Luego de tres horas de camino, llegamos apenas a Huacos, un hermoso pueblo ubicado en las alturas, al final de una interminable carretera, a casi 3500 msnm. El distrito de Huacos cuenta con los servicios básicos (y un notable alumbrado público), casas realmente simpáticas y un ambiente agradable y  acogedor.

Entrada a Huacos

Lamentablemente no hay un restaurante ni hospedaje, aunque si una amable señora que puede praparar almuerzo y dar posada para aquellos que pidan con modales tales servicios. Si se le avisa con anticipación puede incluso preparar PATICHA, plato típico de la zona y que consiste en una sopa con diversas clases de menestras, trigo y carnes (algo que me hace recordar el Shambar del Norte).

Iglesia en Huacos

Casita donde almorzamos

En los alrededores de Huacos hay variedad de oferta para realizar caminatas: la cueva de San Antonio, Huacosmarca y la caída de agua de Ongosongoy (aunque también la llaman Ogongogoy), todos ellos cerca del pueblo y que en definitiva valen la caminata. Por cuestiones de tiempo no lo relizamos, ya que teníamos que regresar a Canta para tomar nuestra movilidad.

Vaquitas

El regreso (y gracias a la divina providencia) lo realizamos a caballo, lo que nos permitió descansar de la subida y disfrutar del paisaje desde otra perspectiva. Al cabo de practicamente dos horas llegamos a Obrajillo desde donde tomamos una combi a Canta y luego a Lima.

Cielo al anochecer, Adiós Huaros!!!

PD: Regresar a Lima desde Canta un 30 de Agosto es un suicidio, ya que la cantidad de gente que lo hace es increíble y eso mismo nos costó un atracadero en el que avanzamos medio kilómetro en dos horas y media ... ¡Ni arrastrándonos lo haríamos tan lento! Están alertados, tomen sus preocupaciones. 



viernes, septiembre 09, 2011

MOCHILEANDO POR EL NORTE CHICO I: HUACHO Y HUAURA

Plaza de Huaura

En Invierno Lima es más gris y deprimente que de costumbre, y esa es razón suficiente para huir de ella,en esta oportunidad, para ir al Norte Chico.La aventura arranca en La Victoria, en la E.T. PARAMONGA S.A., dónde por el módico precio de S/.10.00 nos podremos enrumbar a Huacho, el objetivo: visitar los distritos de Huacho y Huaura, sus respectivas plazas, la Casa – Museo de Don José de San Martín y el malecón de Huacho. Esperaba llegar y encontrar paz, calma y diversión; sin embargo, las cosas no son siempre como uno las imagina: encontramos un cielo completamente gris (algo ya previsto) y un distrito tan "alimeñado" que sinceramente no lo esperaba.
Al llegar a Huaura encontramos un pueblo con cierto atractivo: pequeño, tranquilo, apacible y que me llevó a mucho tiempo atrás, cuando vine por primera vez. El Bus nos dejó a pocas cuadras, a´si que aprovechamos para caminar hacia el primer punto obligado en cada una de nuestras salidas: la Plaza de Armas. Al llegar, y luego de tomarnos las respectivas fotos llamó nuestra atención un balcón situado en una de las esquinas paralelas a la plaza. No hay que tener mucha imaginación para saber que era lo que vinimos a buscar: el famosos balcón desde el que se proclamó la independencia. Porque la independencia no se proclamó por primera vez en Lima el 28 de Julio de 19821, sino el 27 de Noviembre de 1820. ¿Lo duda? consulte libros, pregúntele a historiadores, busque en Internet!!! Es así como visitamos de visitar la Casa-Museo donde se encuentra el balcón y que en algún momento fue el cuartel general de Don José de San Martín, en cuyo interior enocntraran uniformes de la época, armas, pinturas y un cuarto con cerámicos, huesos de animales prehistóricos y hasta cráneos... A la salida nos entregaron un tríptico en el que se describía un poco de la historia del lugar, así como los atractivos turísticos del distrito: la Iglesia San Francisco, el Santuario de la Virgen del Carmen, Torre de la antigua Iglesia Parroquial, Casa e Iglesia de la Hacienda Ingenio, Casa e Iglesia de la Hacienda Rontoy, la zona aruqeológica Rontoy, la Playa Centinela y Humaya.   De los mencionados atractivos nosotros solo visitamos los tres primeros. La Iglesia San Francisco está a dos cuadras de la plaza, la Torre en la misma plaza y el Santuario de la Virgen del Carmen a tres cuadras de la Casa-Museo de Huaura. Solo una recomendación, al ir al santuario tengan cuidado, porque la zona es aparentemente "picante" (o sea medio peligrosón).

Torre de la Iglesia en Huaura


Casa-Museo de Don José de San Martín


Santuario de la Virgen del Carmen

Puente a escasos metros del Santuario


Iglesia San Francisco
Luego de visitar el Santuario decidimos ir a la Ex-Hacienda Rontoy para visitar la Ex-Hacienda en sí misma, y de paso la zona Arqueológica. Para llegar hay un paradero a 4 ó 5 cuadras de la plaza en el que salen combis para Rontoy. Lamentablemente no salimos porque pasaron más de treinta minutos y la susodicha combi (solo había una) nunca partió. En consecuencia, decidimos ir a Huacho.

Municipalidad de Huacho
Una vez en Huacho se nos presentó un panorama que no nos esperábamos. ¿Qué? ¿Regresamos a Lima? NO, habíamos llegado a Huacho. La verdad es que se ha urbanizado bastante y me llamó mucho la atención que ya no existiera el antiguo cine (que recordaba haber visitado hace mucho) ni el malecón. O bueno, si existe pero también existe una enorme monstruosidad a orillas del mar, símbolo del desarrollo (aunque cabe preguntarnos  a que clase de desarrollo nos referimos y cual es el precio que pagamos por el mismo), me refiero a Un PLAZA, no una plaza sino un PLAZA, de la misma especie del OPEN PLAZA, REAL PLAZA, entre otros.

Plaza de Huacho

Casino Huacho
La playa al frente del mencionado PLAZA tiene su atractivo, aunque la municipalidad podría hacer algo de limpieza, ya que se vería muchísimo mejor si estuviese mejor cuidado. AL frente de la playa hay una pequeña laguna formada por filtraciones del mar en la que ofrecen paseos en botes pedalones, así que fuimos ahí. Luego, caminamos por la playa y finalmente nos fuimos a casa.

Malecón de Huacho

Pequeña laguna al lado de la Playa

Orillas del Mar en Huacho

En definitiva no es mi intención desanimar a los que deseen visitar Huacho, ya que hay otras alternativas como la Laguna encantada, muy poco promocionada y bastante interesante (como alguien nos lo dijo). El motivo por el que no fuimos es que solo se llega en taxi y este cobra un promedio de S/.15 la ida (asumo que el regreso costará igual). También están las lomas de Lachay y la albúfera de medio mundo, ambos no están TAN cerca de Huacho pero evidentemente  mucho más de lo que están de Lima. De todos modos, cada salida es toda una aventura, descubre tú que maravillas encierra Huacho.

CO$TO$

Lima - Huaura S/.12.00

Almuerzo S/.10.00
Huacho - Lima S/.12.00

TOTAL S/. 40.00

Museo Histórico S/.5.00
Huaura - Huacho S/.1.00