miércoles, marzo 31, 2010

CANTA: LA ENCANTADORA SIERRA DE LIMA



Canta

El pasado sábado y con motivo de celebrar una fecha especial fui con un par de amigos a respirar aire puro y olvidarnos al menos por un día del bullicio limeño y su cielo gris. Para esto nos reunimos temprano (7:00 am) en la universitaria (alt. UMSM) y nos fuimos para el paradero de Trapiche (van todos los carros que van al KM. 22, 23, 24 y 25). Como dato para que no se pasen del paradero van a ir de frente por toda la Av. Universitaria y luego el carro agarra la Av. Túpac Amaru, por ahí le recuerdan al cobrador que les pase la voz en "el paradero trapiche, por la comisaría", nada más.

Una vez que bajan en el paradero (un par de cdras. más allá de la comisaría) van a ver un montón de Station Wagon (usualmente blancos) cuyos choferes pregonan: "Canta, Canta!!!", no hay más que subir al carro, pagar sus S/.12 (en los buses cobran entre S/.10 - S/.15 y demoran casi el doble) y prepararse para el viaje.

Es interesante observar con detenimiento el camino para apreciar detalles hermosos, por ejemplo, como el paisaje se transforma de grises cerros sin vegetación a hermosos cerros plagados de un lujurioso verdor (aprox. pasando Yaso), los pintorescos balcones del pueblo de Yaso, e incluso el río, el cielo, etc.

Increíble cielo Canteño


Después de un largo camino, llegamos a  Canta, un pueblo que a mi parecer conserva el encanto de un pueblo de la sierra (sólo q a escasas 2 horas de Lima) y aún no está muy contaminado por la ciudad y los horrores que trae consigo (suciedad, bullicio, etc).

Sería buena idea dar una vuelta por el pueblo, visitar la Plaza, la Iglesia, la casa comunal (que tiene unos extraños diseños en sus columnas) entre otras cosas, como el mercado. En el paradero hay una señora que vende yogurt, rosquitas y esas cosas; recomiendo comprar agua para el camino (la gaseosa solo da ganas de tomar gaseosa) o yogurt (que también estaba recontra buenoo!!!). Compramos yogurt, rosquitas y manjar blanco; aunque hay mas cosas como queso y panes (para el camino).


Callecila de Canta
CALLECITA DE CANTA

Luego de vagabundear un rato visitamos la plaza, la iglesia y la casa comunal, pero muy a la ligera, ya que la idea era llegar a Obrajillo caminando, y aunque eso se puede hacer en combi (cobra S/.1 y tarda 5 - 8 min.), otra forma de llegar (y mucho más interesante) es caminando, lo que se hace a lo más en 30 min. Claro que siguiendo la carretera.

Plaza de Canta

Como cada vez que vamos a un sitio tratamos de conocer lo que casi nunca se conoce tomamos el camino dificl para ir a Obrajillo, es decir por un accidentado caminito, frecuentado (por las pisadas) por toda clase de ganado. A pesar que fue el triple de difíl e implicó el triple de tiempo estimado tuvimos oportunidad de ver campos enteros de flor de amancáes y paisajes realmente hermosos.

Bajando por el "camino"

Lamentablemente no aparecía la carretera, con la que ya debíamos habernos cruzado hace mucho, y ya comenzábamos a pensar que habíamos errado el camino cuando apareció un hermoso perro que practicamente nos guió fuera de los sembríos y los matorrales.

Ficus

Luego de que nuestro nuevo compañero nos guiase hasta el pueblo decidimos almorzar, donde le pagamos nuestra deuda a "Ficus", quién comió lo que le dimos sin pensarlo dos veces. Almorzamos en la Plaza de Obrajillo, en un restaurante llamado "El Porteñito". A pesar de que era Domingo nos dieron menú, que consistía en: una crema de zapallo como no he probado en mi vida ni cre probaré (algo de dioses) y un lomo saltado que tenía un gustito distinto pero delicioso. También hay plato extra y gaseosa u otras bebidas.

Plaza de Obrajillo

Luego de comer lo mejor que se puede hacer es montar a caballo, a la entrada de obrajillo los ofrecen, por un promedio de S/.10 - S/.12 por un paseo de una hora aprox. pero tengan cuidado de ir lento, porque si los caballos corren podrían acabar su paseo en 20 min!!!!!

Finalmente se puede visitar la cascada que está del puente (por el río) a la iquierda, por el margen izquierda del río (ver foto).  Se va por un camino (o a caballo) y pueden visitar la cascada, pero al ingresar deben pagar S/.1, que es costo por el ingreso.


Río Chillón


El velo de la novia (gen.)

UN PUNTO OBLIGADO: LA CASCADA

Entre las cosas que no visitamos están: La casa Vento (donde dizque penan) y un pueblo fantasma que está a unos pocos kilómetros. Sobre el mismo nos explicaron que hace muchos años el desborde del río mató mucha gente en ese pueblo, y sus almas aún vagan por ahí. Los mismos pobladores evitan pasar por ahí, mas aún si hay neblina.

Definitivamente Canta tiene mucho para dar, hay una piscigranja, la cascada, el río y se puede visitar el pueblo de San Miguel que está más arriba (unos 30 min. caminando). Sin embargo, lo mejor que pueden hacer es aventurarse fuera del pueblo en sí y vagabundear por los alrededores, será más divertido y aprenderá muchas cosas, son contar las miles de anecdotas que probablemente les ocurran!!!

Hasta una próxima, cuando visitaremos HUAROS!!!

Nivel de Dificultad: ***

CO$TO$

Pasaje (ida + vuelta) = 12 + 12 = S/. 24
Caballos = S/.12
Almuerzo = S/. 12
Extras ( bebidas, dulces, etccccccc) = S/.10

Fácil la haces con S/. 60, PROVECHO!!!!!!!!!!!!!!!

Te animas a conocer, visitar o viajar a Canta??? HAZLO!!!