viernes, abril 01, 2016

MI PRIMER PRESS TOUR: BARRANCA, LA JOYA DE NORTE CHICO

Hola Mochileros, ¿cómo están? Probablemente extrañando ya los días libres de Semana Santa y los viajes que podríamos hacer en esos días. Por mi parte estuve en las alturas de Huarochirí, en un planificadísimo viaje con un inesperado final, pero en fin, son cosas que pasan y, definitivamente, la buena onda del grupo siempre va a ser la mejor carta para pasarla bien en un viaje. Pero otro día hablaré de ese viaje. Hoy es el turno de hablar sobre Barranca.


El bus Marca Perú

Para empezar y que entiendan el sentido de esta grandiosa experiencia, debo explicar brevemente que un press tour es un tour de prensa. Es decir se lleva a prensa (y en están ocasión algunos blogueros) a visitar los distintos atractivos turísticos de un lugar, de modo que las personas luego puedan leer acerca de las diversas experiencias que pueden vivir, visualizar determinados destinos y luego, planificar el viaje soñado.

LA SALIDA A BARRANCA

El punto de partida fue en el MINCETUR (Ministerio de Comercio Exterior y Turismo), ubicado a espalda del Ministerio del Interior. La cita era a las 6:00 (ya se imaginarán que fui volando en taxi) y salimos 6:30 a.m. en punto. El camino de ida fue bastante largo (tardamos algo de 4 horas) para algo que debió ser un poco más de la mitad de ese tiempo, pero bueno, el bus era bastante cómodo. ¿No lo mencioné? Pues viajamos en el bus de la marca Perú. Aire acondicionado, asientos súper cómodos y más.

PUERTO SUPE ME SUPO DELICIOSO

Plaza de Puerto Supe

Llegamos a Puerto Supe con toda la pompa que se puedan imaginar, con unidades de serenazgo y policía resguardándonos (soy una celebridad) (ok no) y lo demás. En fin, al llegar, la primera parada fue para desayunar los famosos tamales supanos. El lugar elegido: "Tamales Marengo". Preparados con maíz, anís, maní, ají amarillo y ají panca; tienen una leve coloración rojiza (no tanto como los tamales chinchanos) y un sabor estupendo. Acompañándolos, un delicioso café y unos riquísimos panes. La atención fue de un 10/10. Eduardo Alarcón (representante) en persona habló un poco de la preparación, luego foto, foto, foto, y finalmente nos mostró algo bastante novedoso: tamales enlatados. Quedamos embelesados mirándolos, pero claro ¿quién no se sorprendería?, ¡¡¡tamales en lata!!!. Y para los que quieran disfrutar de estas delicias sin ir hasta Barranca pueden visitarlos en la cuadra 32 de la Av. Brasil todos los Domingos de 8 a.m. - 2 p.m.

Tamales "Marengo's"

Saliendo de desayunar, el siguiente punto a visitar fue el Museo Comunitario de Supe. Y sí que me sorprendió. Es un museo bastante moderno, con pantallas táctiles interactivas y muchas maquetas, luces, sonidos y más. Un verdadero éxito. Y definitivamente, un punto muy recomendable de visita en Supe. Está al frente de la plaza de armas, de modo que no hay forma de perderse. 


Museo Comunitario de Supe - Infografías
Museo Comunitario de Supe - Pantallas Interactivas
Museo Comunitario de Supe - Restos

LA ISLA Y EL FARO


Playa "La Isla"

Creo que una de las experiencias más traumatizantes que se puede vivir en la vida (en un escenario playero) es ir un día en el que sabes que no hay nadie, efectivamente encontrarla así y que, mientras disfrutas del agua, de la nada, aparezca el bus de la marca Perú portando unas 40 personas (entre blogueros y prensa) con cámaras en mano y que empiecen a tomar fotos de la playa.  


"La Isla" (asumo)

El Faro

En cuanto a lo que refiere a la playa: limpia, tranquila y perfecta para caer con la familia o amigos. No hay ambulantes ni nada. Aunque a unos 50 metros se veían edificios improvisados que probablemente hacen las veces de restaurante/cevichería. En un extremo de la playa sobresale una elevación (me imagino que es "la isla") y en el otro, un faro. Bonito lugar, pero el acceso es un poco restringido: auto particular o movilidad contratada (taxi).

EL CENTRO PESQUERO DE ÁSPERO


Seguridad y blogueros :)

Suena increíble, pero aún no finaliza el primer día de viaje. El siguiente punto a visitar es el centro arqueológico "Áspero", puerto pesquero de la civilización Caral. Al llegar pudimos apreciar el excelente trabajo con las construcciones hechas para recibir al visitante (recepción, comedor, mirador, etc.) ya que fueron diseñadas de forma que no alteren el paisaje y así el sitio de Áspero pueda conservar su belleza y misticismo. Un dato curioso es que este lugar fue un relleno sanitario por 30 años hasta que en el 2005 se decidió que podía (y debía) rescatarse y, efectivamente, eso se hizo, después de mucho trabajo, claro está. Al menos el ser un relleno sanitario lo salvó de ser terreno invadido.


Camino a la Huaca "Los Ídolos"

En Áspero podemos disfrutar del mirador y para los que deseen caminar, darle una visita a la Huaca de Los Ídolos y en el camino poder observar y fotografiar otros edificios. En el camino podremos observar la "zona residencial de élite" al lado derecho del camino y al izquierdo, un poco más alejado, las casas de la gente del pueblo. Y durante todo el trayecto, una vista privilegiada del valle.


Huaca "Los Ídolos"

En este punto debo decir que luego de la visita llegó el momento del almuerzo. Redoble de tambores. Miradas hacia la barra por donde desfilaban los platos. El buffet estaba servido y nuestros estómagos reclamaban nuestra atención. Nos sirvieron un buffet marino compuesto por una infinidad de platos (todo estaba buenazo), cortesía de el Restaurante "El Coral". Luego me re encontraría con ese restaurante para tener una de las experiencias gastronómicas más épicas de mi vida. En fin, se volvió un poco como un capítulo de The Walking Dead. Igual pudimos disfrutarlo y quedamos satisfechos (la gran mayoría). 


Blogueros con la gran Ruth Shady

Pero lo más importante vino luego, mientras comíamos, uno del grupo se percató de la presencia de una de las grandes eminencias en el campo de la arqueología, me refiero a la gran Ruth Shady. Aprovechamos para conversar un poco y pedirle una fotazo. Un momento épico.

Más información en: http://www.zonacaral.gob.pe/

LA FORTALEZA INEXPUGNABLE

Lo siguiente fue visitar la fortaleza de Paramonga, donde se daría lugar a una representación y un pago a la tierra. Al llegar lo primero que llamó mi atención fue una carretilla de raspadilla (mi naturaleza me gana) y me acerqué pata comprarme una. El tema es que entre los sabores estaba limón y no se me antojaba, además no sabía que tal sería el sabor. Pero el tío me insistió tanto que atraqué y ¡Oh sorpresa!, tenía frente a mí la raspadilla más perfecta que había probado. El toque de limón era impresionante y poderoso, estaba al frente de la mejor raspadilla del mundo.


La raspadilla más perfecta del mundo

En fin, dejando de lado el tema de la raspadilla estaba la fortaleza de Paramonga y el ritual que se ejecutaba a sus pies. Un hombre vestido como se supone que lo hacían antiguos sacerdotes le hablaba a la pachamama solicitando sus bendiciones para Paramonga y los presentes en el ritual. 


Pago a la tierra

Representación al pie de la Fortaleza de Paramonga



Piqueo de Pachamanca

Pero por otro lado, yo tenía muchas ganas de subir a la fortaleza y no sabía que estaba en mantenimiento. Traté de concentrarme en el pago, pero no pude con mi genio y finalmente subí a la fortaleza. Detrás mío iba un policía (p alguien de seguridad) para indicarme que no podía subir pero de eso me enteré después. Y arriba decidí (para variar) tomar otro camino, terminé dándole la vuelta a la fortaleza y tuve que regresar al punto de partida, luego de dar una gran vuelta, claro está. Al bajar, ya habían servido los piqueos pachamanquinos y me quedé sin ninguno, pero igual ya había comido suficiente. Subimos al bus y al siguiente destino.



Vista desde la Fortaleza de Paramonga


Vista de la Fortaleza de Paramonga

PATIVILCA Y EL MUSEO BOLIVARIANO


Fachada del Museo Bolivariano

Llegamos a Pativilca y fuimos al museo Bolivariano. El museo en sí es una casona donde Bolívar instaló su cuartel en 1824. Ahí también está la famosísima palmera bajo la cual Bolívar dio el "triunfar" con lo que (al mejor estilo de Hayimi) profetizó las aplastantes victorias de Junín y Ayacucho, con lo que se sellaría el destino de nuestra nación (al menos como colonia, porque en la actualidad el futuro está más incierto que nunca). El museo está repleto de objetos de la época y algunas decoraciones bastante particulares (los que lleguen a ir sabrán de que hablo). A la vuelta dimos una pasada por la plaza (ya estábamos en contra de la hora) de Pativilca, una miradita y directo al hotel.


Curiosa decoración del Museo Bolivariano

Jardín interior en el Museo Bolivariano de Pativilca


UN PEQUEÑO DESCANSO DONDE "EL EMPERADOR"



"El Emperador"

Otro momento esperado: la llegada al hotel. El porqué es obvio, eran las 6:30 y estábamos muertos. Desafortunadamente nos separaron en distintos hoteles, aunque igual me quedé con dos blogueros del grupo. El Hotel donde nos quedamos tenía por nombre "El Emperador". Ni bien llegados se hizo la repartición de cuartos. Empezaron con los cuartos triples y dobles y ya temía por mi vida cuando me mencionan para cuarto matrimonial, ¡Solo! Al fin sirvió de algo tener cara de anti social (en realidad no). Lo siguiente era darse el esperado duchazo que a muchos nos devolvió la vida y en algunos casos una pequeña siesta. En mi caso no tuve tiempo de pegar los ojos porque llegó nuestro querido bus de la marca Perú. Algo adicional: quería darle una limpiada a mis zapatillas y pregunté si tendrían una escobilla para ropa. No tenían y prometieron conseguirme una. Al volver me dí con la sorpresa de que habían comprado una, lo que me pareció un excelente gesto.

INAGURACIÓN DEL EVENTO

Luego de partir del hotel fuimos a lo que sería el Festival del Tacu Tacu. El programa dictaba que debíamos acercarnos a la Sala de Recepciones y Hospedaje "Las Suites de Barranca" para el desfile y pasarela en trajes artesanales que formaba parte del "I Concurso Regional de Artesanía" 2016. Luego del concurso (era un concurso por cierto) nos sirvieron la cena. El primer plato: una ensalada de frutas, pero con lechuga (para mí cosa de namekus) y luego arroz árabe con lechón. Buenazo, dicho sea de paso. Para darle ambiente Julio Saavedra interpretó unas baladas que lograron encender al auditorio, que terminó coreando las canciones. 

Lo siguiente fue volver al hotel para descansar y esperar el siguiente día, que empezaría bastante temprano y un poco agitado también.

Bueno estimados, acá termina la primera parte de este relato. La segunda parte de este artículo lo publico luego para que no sea demasiado para una leída. Un abrazo mochilero!!!


DATO$

TAMALES "MARENGO'S"

Jr. Sucre N°140 - A / Supe Pueblo
Av. Brasil cdra. 32 (Sólo Domingos de 8:00 - 14:00 hrs.)

MUSEO COMUNITARIO DE SUPE

Av. Francico Vidal N°488 (Frente a la Plaza de Armas de Supe)

HORARIOS Y PRECIOS
Lunes - Viernes: 8:00 - 15:00 hrs. / Adultos: S/.1.50 y Niños o estudiantes: S/.1.00
Sábado - Domingo: 9:00 - 17:00 hrs. / Adultos: S/.2.00 y Niños o estudiantes: S/.1.50

FORTALEZA DE PARAMONGA

HORARIOS Y PRECIOS
Mañanas: 09:00 a.m. - 01.00 p.m. / Tardes: 02:00 p.m. - 05:00 p.m.
Adultos: S/.4.00 / Niños - Estudiantes: S/.1.00

MUSEO BOLIVARIANO

Calle Bolívar s/n (a unos 500 mts. de la plaza de armas de Pativilca)
Lunes - Domingo: 09:00 - 15:00 hrs. / Precio: S/.3.50

HOTEL EL EMPERADOR

Jr. Progreso #360

Precios de habitaciones:
Simple: S/.50
Matrimonial: S/.70 - S/.80Doble: S/.100
Triple: S/.150
Teléfono de contacto: 7212422 / 931 554 585

Related Articles