miércoles, diciembre 21, 2016

NO ES PUNTA CANA, PERO PUNTA HERMOSA TIENE LO SUYO!!!

(Escrito en verano del 2015)
Hey gente mochilera! Es hora de cambiar de aires por lo que el primer ¿artículo? de este año es PUNTA HERMOSA. ¿Qué? ¿Y porque un artículo sobre la playa? ¿Y el campo? En primer lugar, fue escrito en el verano y durante el verano llueve en la sierra y en más de una vez me había visto obligado a dar media vuelta en una caminata, y en segundo lugar, Lima aburre, Lima estresa, Lima jode y al menos una vez al mes me quiero desaparecer de Lima la Horrible. Era verano, ¿donde podía ir? Playa pues.

Punta Hermosa... ¡¿por qué?! NO es Punta Cana ni Punta Sal pero está fuera de Lima, está cerca, la gente va a relajarse y, aunque me niegue a aceptarlo, Verano es playa. Y si es una no tan concurrida, limpia, segura y chevre como Punta Hermosa, tanto mejor.

Playa Negra (Punta Hermosa)
LA LLEGADA

Para llegar a Punta Hermosa conozco tres opciones. La primera es agarrar tu couster en Venezuela, Arica, Bolognesi o cualquier punto del recorrido de los que van a San Bartolo. La segunda es ir por la Panamericana Sur y tomar un colectivo en Atocongo. La tercera (no sé si será cierta) implica bajar en el cruce de las avenidas Abancay y Grau. Hay un centro comercial, a la vuelta hay buses que van hacia el sur. Son algo de dos horas de viaje, dependiendo del tráfico infernal de Lima. Al llegar, bajé en un paradero a la entrada de Punta Hermosa, la referencia es un cartelón de Gaseosa ¿Oro? :/ ah!, también hay un SISOL al frente.

El siguiente paso era encontrar hospedaje, afortunadamente Cris, como buena enamorada que es, fue temprano a buscar un hospedaje que cumpliera tres requisitos: precio razonable, buena ubicación (cerca a la playa) y que tenga una cocina común o un frigobar para tener bebidas frías a la mano. Al final nos quedamos con el Hospedaje La Rotonda (Av Bolognesi #580 / 230 7753) que no es tan económico, pero bueno, era mi aniversario con Cris así que no importaba, además había un frigobar en el cuarto y estaba en frente de la playa. Cómo llegué un poco tarde llegué y de frente un chapuzón, una asoleada, otro chapuzón y al hospedaje.

Hospedaje "La Rotonda" (es mucho mejor de lo que se ve)

INICIAN LAS MINI VACAS

Una vez bañados y con mucha hambre decidimos salir a comer algo, al respecto Fourquare andaba un poco confuso, de manera que preferimos salir a buscar por nuestra propia cuenta. Saliendo hacia la carretera por la avenida García Rada y a tres cuadras de la tranquera encontramos "Matambrito", un restaurante bonito, con buenos precios y una obsesiva y delirante decoración de gallinas y derivados plumíferos. Probamos el pollo a la leña, salchipapas y el queso helado. En cuanto al pollo y el queso helado estaban épicos, mientras que la salchipapa estaba sólo bien, claro que aún así mejor que la del Munich (nunca lo superaré). Tienen una dama juana llena de rabanitos de distintos colores, pero a juicio de Cris estaban dulces y empalagosos. La señora (asumo que la dueña) andaba de mal humor, así que no nos quedamos mucho peor igual es un buen sitio, lo recomiendo.

Playitaaa :)
Al día siguiente fuimos a la playa Caballeros, igual el agua estaba fría pero buenaza, y también habían sillas y sombrillas por doquier. Entendí que estaban instaladas por los dueños de las cebicherías y te dan el sitio "gratis" por el consumo. Al regreso decidimos almorzar en la "Esquina del Churre", conocido restaurante del lugar y muy marketeado por Foursquare. NO VUELVO NI INVITADO. El mozo, haciendo gala de una descortesía épica, ante cada una de nuestras preguntas se limitaba a señalar  en la carta los precios de los platos. Comimos ceviche y chicharrón mixto, una pérdida de dinero y tiempo. El sabor era bastante regular, honestamente he comido mejores en carretillas y mercados. Eso sin contar con los gatos que andaban dando vueltas como si fueran los señores. En resumen, no volvería ni aunque me inviten.

Luego nos fuimos caminando por el Malecón hacia la playa Caballeros y en el camino encontramos Playa Norte, un poco más chica que su vecina, pero con olas más fuertes y brutales, perfecta para surfistas. A la salida de Caballeros encontramos "La Heladería", un lugar de postres y dulces, o sea, felicidad. Había una gran variedad de postres, pero luego de mucho revisar nos decidimos por unos panqueques con helado, pero por equivocación de la que atendía terminó siendo brownie con helado (chocolate y fudge). Estaba extremadamente delicioso y a un precio bastante razonable. Definitivamente lo mejor para la media tarde, muy rico.

Paseo de los Tablistas
A la hora del almuerzo decidimos comer algo rico y caminamos hasta playa Caballeros, donde habíamos visto el día anterior una cevichería: "Entre Mares", que se veía bastante bien. Luego de darle una revisada a la carta (los precios eran regulares) nos decidimos por una causa de pula de cangrejo y ceviche de pescado. Con temor y ansiedad en la larga espera nos preparamos para lo que viniese. Grande nuestra sorpresa cuando nos percatábamos que estábamos comiendo la mejor Causa del universo. El segundo plato, ceviche, nunca falla, y en esta ocasión tampoco. Un muy rico ceviche y una causa extremadamente épica.

Al regreso al hospedaje encontramos picarones, postre que tiene la propiedad de alocar a Cristina, en el mismo Restaurante del hospedaje (La Rotonda) y estaban deliciosos . Debo decir que la miel de higo era una cosa de locos.

Por la noche nos dimos un chapuzón y luego salimos tarde a tomarnos una botella de Jagger en el malecón, mientras que conversábamos y reíamos, mirando y oyendo las olas del mar.

EL ÚLTIMO DÍA

Playa Señoritas (Punta Hermosa)
A la mañana siguiente amanecimos con la idea de conocer una playa nueva, pensamos en Kon Tiki o incluso embajadores pero la flojera nos ganó y pensamos en algo más cercano. ¿El resultado? Playa Señoritas. Esta playa tiene olas más bajas que Playa Norte e incluso que Playa Caballeros, pero tiene un pequeño inconveniente: piedras. El tema es que hay bastantes piedras y en particular unas bastante grandes lo suficientemente cerca como para golpearte al nadar, pero invisibles bajo las olas. El resultado fue regresarnos a Playa Blanca, porque simplemente, eso no era vida.

Luego del almuerzo había llegado la hora de partir, de modo que caminamos hacia la salida y nos apresuramos a embarcarnos de regreso a la (en verano) calurosa y pegajosa Lima.

BONUS

Cevichazo y causa en "Entre Mares"
En una siguiente ocasión que regresamos a Punta Hermosa fuimos a comer postres a un lugar llamado La casa de Gloria, lugar reconocido y de mucho nombre. La especialidad son postres y jugos, así que tomamos la carta y empezamos a escoger. Los resultados: un par de vasos de chicha (estaba deliciosa) , delicia de Maracuyá y crocante de manzana con un par de bolas de helado encima. Fue devastador, por un momento tocamos el cielo y entendimos que significaba "gloria". Literalmente la descubrimos. Si tiene curiosidad y quieren saber los precios y platos revisen: http://lacasadegloria.com/

En lo que respecta  a hospedaje, si no quieren pagar demasiado (el promedio es S/.100 un cuarto que con suerte tendrá baño privado) le recomiendo ir a la pollería "El oriente del Sur" ubicado en la vía principal, se encuentra pasando el mercado (hacia la panamericana) y al frente. El cuarto está a la vuelta de dicha pollería y están promedio S/.60.00.

Mochileros, algunos precios :

Hospedaje La Rotonda: S/. 270.00 (3D/2N)
Raspadillas: S/. 4.00
Picarones: S/. 5.00
Brownie con helados: S/. 12.00

MATAMBRITO
1/4 Pollo a la leña: S/. 12.00
Salchipapa: S/. 6.50
Queso helado: S/. 5.00
Chicha morada: S/. 2.00

LA ESQUINA DEL CHURRE
Ceviche con Chicharrón mixto: S/. 35.00
Jarra de limonada: S/. 15.00

ENTRE MARES
Causa de pulpa de cangrejo: S/. 25.00
Ceviche de pescado: S/.25.00
Jarra de limonada: S/. 20.00

Un abrazo mochilero.

Related Articles