sábado, diciembre 10, 2016

HUAROS MÍSTICO: HISTORIAS DE MISTERIO PARA UNA NOCHE OSCURA




En la noche del día que estuve en Huaros nos prepararon una fogata para poder hacerle frente al fuerte frío que había y de paso el señor Héctor Medrano, presidente de la comunidad campesina, se dispuso a contarnos algunas historias para darle vida a la noche.
LA VIUDA DE LA CORDILLERA

Hay muchas historias del porqué la cordillera de la viuda se llama así. La de hoy empezó con una pregunta ¿Porqué? Siempre había pensado que ahí murió el esposo de alguien y que, de tanto sufrimiento la viuda se transformó en la cordillera. Pero no. 

La historia dice que cuatro mujeres (entre ellas una viuda) junto a dos amigas viajaban al oriente del país. Pero en Cullhuay secuestraron a dos de ellas, de manera que sólo quedaba la viuda y su amiga. Hay que agregar que les habían dicho que no podía voltear la cabeza al cruzar las montañas, incluso si las llamaban. A la altura de lo que hoy es la cordillera escucharon un silbido y la viuda volteó, de modo que quedó convertida en la cordillera. La última amiga, logró llegar hasta Huánuco, pero al llegar (y muy cansada por el esfuerzo) se echó en el suelo a descansar y se convirtió en la montaña conocida como la bella durmiente. Trágico final para un viaje.

LA GRINGA

La segunda historia trata de un poblador de Huaros que estaba en el monte tratando de cazar algunos animales para llevar a su casa, puesto que su familia tenía mucha hambre. Pero cuando estaba  apunto de atraparlos se le aparece una mujer rubia (que  llamaremos "la gringa"). Ella le dijo que dejara a los animales en paz, él le replicó que los necesitaba para alimentar a su familia y ella le dijo que lo ayudaría; para esto sólo debía cerrar los ojos y no abrirlos "por nada del mundo". Le entregó dos sacos: uno con maíz amarillo y otro con maíz blanco, sin embargo, cuando llegó a su hogar se percató que en realidad eran sacos de oro y de plata. Además le dijo que no debía volver a acostarse con su esposa porque ahora ella "era su mujer". Todo marchaba bien, pero su esposa estaba extrañada por la conducta de él (ahora dormía en otro cuarto), además de que había aparecido con dinero sin explicación y lo denunció. Como consecuencia lo arrestaron e interrogaron para saber de donde había sacado esas riquezas. Al final vino la gringa a salvarlo, conversó con el capitán y le ofreció riquezas. Sólo debían seguirla y en determinado lugar, y cuando ella lo indicase, cerrar los ojos. Al abrirlos se encontraron que la gringa ya no estaba, había partido para siempre y que no dejó ni una sola moneda. 



¿EXISTEN LOS PISHTACOS?

En es momento, ya estábamos con ganas de escuchar mucho más y por ahí surgió la pregunta:
- Existen los pichtacos?
- Claro, en Canta hubieron y fueron muy reales.

Siempre existieron los pischtacos, pero las personas no querían tener problemas con ellos. Es decir, la gente incluso sabía (o lo tenía casi seguro) quienes eran, pero les temían y por eso no hablaban. Cuentan que bastaba caminar muy de noche por caminos poco transitados para ser víctimas de estos criminales. Una vez atrapados, llevaban a las víctimas a una cueva donde los colgaban de cabeza del techo y les llegaba su fin.
En algún momento la población se decidió a hablar y junto a la policía. los encontraron y atraparon. Pero lo peor es donde. En la cueva donde se escondían habían cadáveres y un hedor a muerte. Hasta ahora dicen que están las cadenas colgadas del techo, pero obviamente nadie quiere acercarse a ese lugar por miedo que alguno continúe con "la tradición".

EL PAGO 

¿Ustedes saben sobre los pagos que se les hacen en las minas o las construcciones? Pues siempre se cuenta (y yo también lo he oído en multitud de oportunidades) que cuando se va a realizar algunas construcciones, como puentes, se procede a dejar un "pago". Estos pagos son en realidad sacrificios de  personas que son enterradas en los cimientos de las construcciones. Todo con le premisa de que si se hace esto la construcción nunca caerá. Y lo mismo va con las minas, por ejemplo, si no se deja un pago en la mina (una persona) entonces no dará ningún mineral. Por el contrario si se deja un pago la mina dará muchos minerales. Es una historia, claro.



EL MUKI

Esto lo llevó a contarnos una historia del famoso "muki", un personaje que vive en las minas. Dicen las historias que una vez un campesino es contratado para trabajar en una mina a condición de que ganaría en base a cuanto oro sacase. Inmediatamente aceptó y empezó a trabajar en la mina. Pero luego de cavar y cavar túneles se percató que no encontraba nada. Ya andaba a punto de rendirse cuando se le apareció el muki, un pequeño duende, quien le dijo que podría hacer que él obtuviese mucho oro, pero todo a cambio de un pequeño "pago". El hombre preguntó en que consistía, a lo que el muki respondió: un paquete de cigarros, botellas de alcohol, hojas de coca y...
- Tienes una mujer y una hija, ¿no?
- Mmm... Si.
- Pues tráeme a una de ellas.
El hombre se fue desesperado pensando como podría hacer, y por esto le contó a un amigo. Él, muy tranquilo, le preguntó si tenia mascota. 
- Claro, una perrita
- Pues ahí está tu solución: báñala, y ponle un vestido bonito. Llévala y ni se dará cuenta. 
Y efectivamente eso sucedió. El muki se dio por pagado y la empezó a dar oro en grandes cantidades.



En realidad nos contaron más historias, pero creo que por ahora es suficiente.


Un gran abrazo mochilero, hasta la próxima.